RESPONSABILIDAD SOCIAL COMPROMISO DE TODOS

321
0

Más de 150 mil habitantes tiene Yopal, crecimiento demográfico que se ha visto en los últimos años debido a la bonanza petrolera y a la incursión de empresas agroindustriales de palma y arroz.

Adicional a lo anterior, en la ciudad se han construido grandes centros comerciales y empresas de cadena de alimentos que pareciera que evidenciaran un ambiente de prosperidad económica, no obstante, esa prosperidad está muy lejos de la penosa realidad por la que atraviesan miles de familias que engrosan los cordones de miseria que se ven en el área perimetral de la ciudad e incluso dentro de ella.

El tema de responsabilidad social más allá que existan políticas públicas que obliguen a las instituciones del gobierno desde la administración departamental , como la alcaldía misma y sus institutos descentralizados, y los organos de control legislativa como son el Concejo Municipal y la Asamblea, debería ser asumido con la seriedad y la honestidad que se enmarca en una verdadera conducta de compromiso social con las comunidades más vulnerables.

La pobreza pulula por doquiera vemos en la ciudad, la superpoblación se ha visto asaltada en la buena fe con la llegada de administraciones municipales que han propiciado la construcción de urbanismos ilegales y el asentamiento de comunidades enteras que han podido construir casa y ranchos donde ni siquiera se pueden garantizar los servicios públicos y las condiciones mínimas de habitabilidad para los residentes en todas esas áreas pobladas.

El desempleo es el principal factor de pobreza que existe en la ciudad, agravado por la presencia de miles de migrantes venezolanos que han llegado producto de los problemas de Venezuela. La competencia desleal tanto de empresarios como de los mismos trabajadores migrantes que venden su capacidad laboral por menos dinero que el que la Ley Colombiana exige para los trabajadores del país.

Los sistemas de salud colapsan ante la demanda de atención tanto de usuarios nacionales como de los migrantes.

Ante este panorama negro de pobreza, es deber exigir a las empresas privadas de la región desde las operadoras petroleras, las empresas de la agroindustria y el sistema económico comercial, hotelero y de comercialización de productos manufacturados, que asuman un papel protagónico en la responsabilidad social con la población más vulnerable de la ciudad.

Es un hecho que la tarea es de todos incluidos los medios de comunicación que son los llamados a servir mediando entre los que tienen la obligación de ayudar a la población vulnerable bien sea el gobierno o la empresa privada y las mismas comuniades abandonadas a su mala suerte.

En Prensa Llanera Noticias hemos asumido la respónsabilidad social no como una obligacion, sino como un sano principio de justicia, equidad e igualdad a la que todos trenemos derecho en una sociedad libre en donde actores políticos inescrupulosos han explotado malsanamente las necesidades de mucha gente prometiendo “casas en el aire” que hoy tienen a más de 7 mil familias enfrentando una vida llena de cruciales problemas, especialmente lo que tienen que ver con el saneamiento básico y la esperanza de un futuro mejor en nuestra bella capital del departamento de Casanare.

La Responsabilidad Social es tarea de todos y todas quienes hacemos vida activa en esta próspera pero abusada región llanera.