Inicio NACIONAL El nuevo uniforme que el Ejército Nacional lucirá a partir de este...

El nuevo uniforme que el Ejército Nacional lucirá a partir de este 20 de julio está inspirado en el camaleón

737
0

Para el desarrollo de este uniforme adelantaron varios recorridos por veintiún entornos operacionales diferentes, en La Guajira, Chocó, Nariño, Tolima, Putumayo, Vichada, Guaviare, Cundinamarca y Bolívar, entornos que fueron elegidos por ser ecosistemas de diferentes tipos, así como los de mayor concentración de tropa, con cerca de 137.000 hombres y mujeres en desarrollo de operaciones.

Con el fin de avanzar en la consolidación de los objetivos en las misiones desplegadas, el Ejército Nacional creó el Proyecto Camaleón Bicentenario, y, después de 15 años de emplear el denominado uniforme tipo selva pixelado, y como parte del proceso de modernización de la Fuerza, se transformará. Esta evolución se da de la mano de la tecnología y la innovación, y mejorará la movilidad, maniobra y protección del personal en las áreas de operación.

En este nuevo uniforme, y pensando en el camuflaje perfecto, se implementó la figura del hexágono, inspirado en las escamas modulares de reptiles y anfibios, los cuales tienen la capacidad de adaptarse a los entornos naturales con facilidad.

El proyecto nació hace 7 años con los primeros diseños y el desarrollo del concepto. Tomó  año y medio la implementación metodológica requerida para lograrlo; en esta fase se conformó un completo equipo interdisciplinario, altamente calificado, integrado por militares y civiles, constituido por ingenieros químicos textiles, fotógrafos, diseñadores industriales y gráficos, así como biólogos especialistas en estadista de color.

Estas personas realizaron un completo estudio de colorimetría, el cual estuvo basado en la exploración de más de 1.100 fotografías, en donde se analizaron cerca de 37 millones de pixeles y más de un millón de colores. Con esto se desarrollaron 16 prototipos tipo selva y dos prototipos tipo desierto, los cuales superaron las más rigurosas pruebas de desempeño y mimetismo con el objetivo de brindar un camuflaje de mayor calidad.

De igual manera, para estos análisis, el Ejército tuvo el apoyo, acompañamiento y aval del Comando General de las Fuerzas Militares y la Subdirección de Normas Técnicas del Ministerio de Defensa Nacional, por medio de varias mesas de trabajo de evaluación y validación.

El diseño del uniforme es un gran avance técnico y tecnológico, ya que brinda un camuflaje moderno, con un patrón biónico, con curvas de formas orgánicas e innovadoras que lo posicionan a la vanguardia de los mejores Ejércitos, y, además, de avanzar en la seguridad y protección de la vida e integridad de los soldados. La tecnología que incorpora el patrón del camuflado camaleón bicentenario es distintiva, propia e innovadora; es así como actualmente cuenta con dos registros de diseño industrial concedidos por la Superintendencia de Industria y Comercio y dos certificaciones de la Dirección Nacional de Derechos de Autor, como obra artística.

Como parte de la simbología, en diferentes partes del textil quedó plasmada la silueta del mapa de Colombia. Esta representa la responsabilidad, el compromiso y la fidelidad institucional con todos y cada uno de los habitantes a lo largo y ancho del territorio nacional. De la misma forma y como parte de la contribución al cuidado del medioambiente, los uniformes que terminen su vida útil entrarán en un proceso de destrucción y reutilización por parte de la empresa fabricante del textil, y serán convertidos en materia prima para elaboración de otros insumos.

La tecnología de la logística militar instalada por el Ejército Nacional permitirá diseñarlo, confeccionarlo, producirlo y distribuirlo de manera autónoma, reduciendo costos en la implementación del proyecto. Es el Batallón de Intendencia No.1 Las Juanas, ubicado en el Cantón Caldas, en la localidad de Puente Aranda de Bogotá, el encargado de producirlo, permitiéndole ser autosuficiente en su confección.

De igual manera, se genera una reducción  de más de 1.700 millones de pesos en materia prima,  que representan una disminución del 9 por ciento, en relación a la producción del uniforme actual. Camaleón Bicentenario se implementará paulatinamente, por fases, priorizando a los hombres y mujeres que se encuentran en el desarrollo de operaciones militares.