Inicio DESTACADOS Revelan nuevos detalles de la masacre en Caldas

Revelan nuevos detalles de la masacre en Caldas

269
0

Luego de conocer el hecho en el que cinco personas fueron asesinadas en zona rural entre Manizales y Neira, las autoridades iniciaron una investigación para establecer los móviles y responsables de la masacre.

Inicialmente la coronel Sandra Hernández, comandante de la Policía Metropolitana de Manizales, expresó que una de las hipótesis del caso era que los homicidios estaban relacionados con retaliaciones entre “estructuras criminales dedicadas al microtráfico”.

Aunque hasta el momento no se han revelado muchos detalles del crimen, la hipótesis presentada inicialmente ha tomado fuerza pues dos de las personas asesinadas tenían antecedentes judiciales.

En las primeras pesquisas se logró establecer que uno de los hombres asesinados era Dídier Vargas, propietario de un club nocturno ubicado en una zona donde anteriormente se realizaron operativos contra la venta de droga. 

Otra de las víctimas fue Eliécer Bravo, vigilante del establecimiento mencionado. Según la investigación de las autoridades, este hombre habría estado en prisión. El otro sujeto con antecedentes era Óscar Zuluaga Vargas, familiar de Dídier Vargas.

Las otras personas que fueron asesinadas el pasado miércoles fueron identificadas como Laura Ramírez y Juliana Arias. De Ramírez se sabe que era estudiante de Licenciatura en Ciencias Sociales de la Universidad de Caldas y parte de la Liga de Disco Volador del departamento. 

Masacre en Caldas

Este miércoles la población caldense se conmocionó tras conocer el hecho en el que cinco personas fueron asesinadas mientras acampaban en una zona rural del departamento.

Según las autoridades, la masacre ocurrió hacia las dos de la mañana cuando sujetos que portaban armas cortopunzantes y de fuego, llegaron hasta el lugar y asesinaron a tres hombres y dos mujeres. Dos personas más resultaron heridas pero lograron escapar. 

De inmediato las autoridades descartaron un atraco debido a que las pertenecías de las víctimas permanecían en el lugar. 

La Policía Metropolitana de Manizales y la Alcaldía Municipal ofrecen 50 millones de pesos por información que permita esclarecer los motivos y responsables de la masacre