Inicio NACIONAL Roberto Vidal nuevo Presidente de la JEP y vicepresidenta la magistrada Belkis...

Roberto Vidal nuevo Presidente de la JEP y vicepresidenta la magistrada Belkis izquierdo

173
0

Este martes la sala plena eligió al magistrado Roberto Carlos Vidal López como nuevo presidente de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) para el periodo 2022–2024; la magistrada Belkis Florentina Izquierdo Torres fue elegida nueva vicepresidenta para el mismo periodo. Los dos se posesionarán el próximo 4 de noviembre.

Con esta votación la magistratura dio su apoyo al magistrado Roberto Carlos Vidal, quien desde el 15 de enero de 2018 hace parte de Sección de Primera Instancia en Casos de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad del Tribunal Especial para la Paz.

 “Soy un convencido de la centralidad de las víctimas”: magistrado Roberto Carlos Vidal, nuevo presidente de la JEP

El magistrado Vidal es abogado de la Pontificia Universidad Javeriana, de Bogotá; doctor en Derecho de la misma universidad y cuenta con estudios en historia. Ha sido profesor universitario e investigador experto en Derechos Humanos, Derecho Internacional Humanitario, migraciones forzadas y desplazamiento interno.

Además de su trabajo como docente en la Universidad Javeriana, Vidal ha sido docente de la Universidad del Rosario e investigador visitante de la Universidad de Essex, en Reino Unido.

También ha trabajado para la Fundación Ideas para la Paz, el Sistema de Naciones Unidas en Colombia, la Asociación Internacional para el Estudio de las Migraciones Forzadas (IASFM), la Red Universitaria por la Paz, la Defensoría del Pueblo y el Brookings Institution, un importante centro de pensamiento con sede en Washington.

El magistrado Vidal también fue director del Instituto Pensar de la Universidad Javeriana. En su producción académica, Vidal registra más de 30 publicaciones.

Magistrado Roberto Carlos Vidad

“Soy un convencido de la centralidad de las víctimas y su participación en los procesos judiciales. La Justicia Restaurativa debe desarrollarse y profundizarse en la Jurisdicción para que la labor judicial pueda dar respuestas a las múltiples demandas de las víctimas”, dijo el magistrado Vidal.

Sobre su futura acción en la presidencia dijo que la concibe como “de puertas abiertas, pendiente del cuidado de todos los funcionarios de la JEP. Una Jurisdicción humana, respetuosa de los proyectos personales y familiares y consciente de la necesidad de cuidar a los cuidadores”.

Vidal concluyó que “el aporte principal de la JEP a la democracia en Colombia es la consolidación de un órgano judicial independiente y autónomo”, y destacó que el éxito de este sistema de justicia transicional esté cimentado en el diálogo fluido con la sociedad civil, con las demás ramas del poder público, los gobiernos locales, la cooperación internacional y los múltiples actores sociales, económicos y políticos del país.

Como vicepresidenta fue elegida la magistrada Belkis Izquierdo

La magistrada Belkis Florentina Izquierdo Torres, actual presidenta de la Sala de Reconocimiento, fue elegida como nueva vicepresidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz en el mismo periodo.

La magistrada Belkis Izquierdo es abogada de la Universidad Nacional de Colombia y magíster en Administración Pública de la Escuela Superior de Administración Pública (Esap).

Vicepresidenta JEP Belkis Izquierdo

La magistrada Izquierdo nació en Valledupar y es una reconocida líder del pueblo Arhuaco, siendo la primera mujer indígena que llegó a ser magistrada auxiliar del Consejo Superior de la Judicatura y ahora magistrada de la Jurisdicción Especial para la Paz en donde se desempeña como presidenta de la Sala de Reconocimiento de Verdad.

Así mismo, se ha desempeñado como asesora de la Presidencia de la República, del Ministerio del Interior, consultora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y asesora jurídica de diferentes entidades públicas y privadas.

Siempre ha trabajado por el reconocimiento e impulso de la autonomía indígena en materia de justicia como un derecho fundamental, por el fortalecimiento de la coordinación entre los sistemas de derecho indígena y la jurisdicción ordinaria, y la defensa de los derechos de las mujeres y la niñez.